Una ICO, Initial Coin Offering, en español una Oferta de Moneda Inicial, es un término no regulado para poder recaudar fondos para un nuevo emprendimiento criptográfico. Los ICOs son utilizados por los startups para poder sobrellevar el proceso de recaudo de capital el cual puede llegar a ser riguroso para muchos y es un requisito por parte de bancos y potenciales capitalistas. Dentro de la campaña de recaudación del ICO, un porcentaje de la moneda virtual se vende a aquellos que apoyaron el proyecto en etapas tempranas a cambio de arreglos legales o simplemente otras critpomonedas de interés.

¿Cómo se crea una campaña de ICO?

Cuando una empresa criptográfica en tempranas etapas de desarrollo, lo que comúnmente se conoce dentro de la industria como “startup” decide recaudar dinero por medio de una ICO, lo más común es hacer un plan en un documento estableciendo el propósito del proyecto, las necesidades que el proyecto buscará solventar una vez terminado, de cuánto dinero se estará requiriendo para realizar el emprendimiento, el número de tokens que se quedarán los pioneros del emprendimiento, la clase de dinero aceptada y el tiempo mediante el cual se llevará a cabo la campaña de ICO.

¿Cómo se compran los tokens de una ICO?

Durante la campaña, aquellos emprendedores o entusiastas criptográficos interesados en la campaña de la firma pueden comprar algunos de las criptomonedas con dinero fiat o con otras monedas virtuales. Dichas monedas de las que se trata en una ICO son denominadas tokens y son muy parecidas a las acciones de una compañía que son vendidas a los inversionistas en una transacción de Oferta Inicial Pública (IPO). En caso de que el dinero recaudado no logre el monto mínimo requerido por la firma, el dinero se devolvería a los que quisieron apoyar y se daría al ICO como no exitoso. En caso de que se cumplan los requisitos en un espacio de tiempo específico, el dinero recaudado se utilizará para empezar el nuevo modo o para culminarlo.

¿Por qué habría de invertir en una ICO?

Aquellos que invierten de manera temprana en este tipo de operaciones normalmente se encuentran motivados en comprar las monedas digitales con la expectativa de que el proyecta tenga éxito una vez lanzado lo que representaría un mayor valor de la moneda virtual el cual sería mayor al capital invertido en etapas tempranas. Un vivo ejemplo es el de Ethereum, cuando su proyecto fue anunciado en el 2014, su ICO recaudó $18 millones en BTC, un $0.40 por Ether. Cuando el proyecto vio vida un año después, ya para el 2016 el Ether tenía un valor $14 con un market cap que superada los $1000 millones.

En caso de querer invertir en ICOs ¿Cómo determino cuales son buenos?

En caso de estar interesado en invertir en ICOs, lo mejor que puedes hacer es realizar tu respectiva investigación y determinar por ti mismo en cual tienes mayor confianza de ser correcto y prospero. Ya que los ICOs son escasamente regulados debes ser más cauteloso.

Debes leer el documento del proyecto y buscar los perfiles de los miembros del proyecto para poder asegurar que son personas involucradas dentro de la industria criptográfica.

Una buena herramienta para tu respectiva investigación es la página Coinschedule.com, la cual sólo proyecta ICOs con reviews los cuales los acreditan como legítimos.

¿Los ICOs serían regulados algún día?

La Comisión de Bolsa y Valores (SEC) de los Estados Unidos, le dio una clasificación de “valores” a los ICOs a finales del 2017 alegando que “un token representa un contrato de inversión por lo que lo convierte en una seguridad bajo las leyes federales”, por lo que es preciso interpretar que la SEC se prepara para aplicar leyes sobre las ICOs para principalmente evitar la intervención de inversionistas deshonestos.

Al final

Las ICOs son un método novedoso para recaudar fondos y muchas personas más se han estado adaptando al mismo. Si crees que puedes realizar una inversión en una nueva ICO que promete bastante, asegúrate de investigar bien previamente.

-ico-jpg